Aquellos maravillosos años en … Infantil

1º EP¿Te has parado a pensar lo mucho que ha cambiado la forma de concebir, entender y trabajar la etapa de Ed. Infantil, en cuestión de tres décadas? Al menos en mi entorno, se ha distorsionado lo suficiente, como para expresaros que “echo de menos mi Infantil”.

A la edad de 4 años mis padres me matricularon en la escuelita municipal más cercana a mi casa. Humilde, por que no tengo recuerdo de cuándo las arcas públicas han sido generosas con la Educación, pero con unas maestras muy competentes y comprometidas.

Éramos un grupo de unos 22-25 niñ@s que convivíamos en un aula bastante diáfana. No había la cantidad de mesas y sillas correspondientes para que todos estuviéramos en algún momento del día sentaditos, quietitos, y calladitos… ¡menos mal!

Las jornadas transcurrían de una forma muy natural, donde el inicio y el fin de las sesiones lo marcaban actividades/experiencias/propuestas de tiempos relativamente cortos, acordes con nuestra limitada paciencia y constancia.

Recuerdo que las canciones inundaban la primera parte de la mañana. Allí, en la mítica alfombra, nos íbamos “arrejuntando” y mostrando cada vez mayor atención, e interés hacia nuestra maestra. Ella y su cancionero infinito, relacionaba y cantaba pieza tras pieza, con cualquier cosa… el tiempo, los días de la semana, los buenos días, una despedida, un cumpleaños, una fábulas, un consuelo… todo se podía cantar. Una dinámica maravillosa donde la expresión corporal, la interacción entre iguales, y el acompañamiento de un adulto, fluían en un ambiente tremendamente acogedor, didáctico, y respetuoso.

Se iniciaba la famosa Asamblea donde escuchabas y eras escuchado, donde hablabas y dejabas hablar; en la libertad de movimiento estaba la clave de la quietud.

A las canciones les podía hacer sombra los cuentos. Cuentos de todo tipo de temática acompañados de títeres, marionetas, imágenes, dibujos… y en el mejor de los casos, representados en un peculiar teatrillo que permitía aumentar más el asombro del “pequeño” público asistente.

Entre mis recuerdos, no contemplo imagen alguna de verme con babi/bata durante cinco horas lectivas, aunque sí se proponían para alguna actividad más “arriesgada” que otra.

Allí cada uno vestía de forma especial, auténtica, tal y como éramos considerados cada uno de nosotros (por eso las fotos que conservo son de ropita de los 80, … puntillas, grandes cuellos, lazos, o chándals de Heidi, … todo muy vintage, e indiscutiblemente entrañable).

El riesgo de no llevar babi/bata no parecía preocuparnos, ni a mayores ni a pequeños, y eso que la pintura de dedos, las acuarelas, las ceras blandas, … y otros materiales, estaban a la orden del día, compitiendo con nuestro mágico rincón de las casitas, y nuestro entretenido espacio de construcciones. Quizás el empeño de adoptar el caché que los colegios privados trasmitían con su estética uniformada, y la histeria colectiva de algunas mamás y papás que no querían que sus hij@s se ensuciaran, hizo que lo largo de los años, los babis/batas se generalizaran…

Si un niñ@ no llega a casa sucio… preocúpate.

El patio se prestaba a todo lo imaginable, pues cubos, palas, moldes y un gran arenero, conformaban el escenario de las más grandes y efímeras creaciones. Pero no todo quedaba ahí, los columpios, las casitas, y sobretodo la naturaleza, que invitaba a curiosear, investigar y despertar los intereses por el entorno inmediato, hacían del recreo un espacio más de aprendizaje.

Cuánto echo de menos tener más naturaleza en los patios de Ed. Infantil; ¿hemos olvidado lo que disfruta un niñ@ en la montaña, en la playa, o en el campo? No creo que en metros cuadrados de ladrillos, y asfalto, aunque estén pintados con un 3 en raya, se pueda desenvolver, socializar, imaginar y jugar de la misma forma.

Hace poco, le preguntaba a mi madre si guardaba trabajitos de mi Infantil, y la cara de sorpresa era similar a la mía en su respuesta: ¿¿en Infantil trabajos?? ¿desde cuándo?

Con la Iglesia hemos topao, dicho que dicen por mi tierra… ¿desde cuándo Infantil se ha alejado tanto de perseguir el desarrollo de las habilidades sociales, la convivencia basada en comunicación y hábitos, el trabajo de acompañamiento y respeto a los procesos naturales del niño, y el cuidado de un vínculo potente en afectividad, confianza y colaboración entre familia-alumnado-escuela?

¿Desde cuándo?

¿Desde cuándo hemos malversado recursos que aunque nacieron para bien, se han convertido en, con su mal uso y por lo tanto abuso, en un problema? Hablo de las Pizarras Digitales Interactivas. Han convertido los rituales de las canciones en un bucle visual contínuo de canales de vídeos de plataformas como el YouTube, que mantienen a los niñ@s abducidos durante horas sin enriquecer ni aportar absolutamente nada, tan solo el flaco favor de cargarles con más horas de “TV”, y con el maltrecho fin de crear tele-adictos.

Así nos encontramos a compañer@s que ya no saben canciones, ni se molestan en aprenderlas… el canal del Cantajuegos de turno (con mis respetos a los Cantajuegos), ya se encarga de hacer TÚ trabajo.

Lástima que recursos TICs tan valiosos hallan quedado para tal cometido, pues no solo las canciones son desechadas, los cuentos también son otro daño colateral.

Son visionados como si de películas se trataran, “cargándose” por completo el placer de presentar un cuento físico, pasar las hojas con emoción, disfrutar de las ilustraciones, y sobretodo la oportunidad de rescatarlo cuantas veces quieran tus niñ@s de las inexistentes actuales bibliotecas de aula.

Me mata escuchar “cuando termines de trabajar, pues… te vas a los cuentos”… pero qué falta de respeto a los CUENTOS, el recurso de entre los recursos, lo más de lo más… y ¿lo poco que hay lo tratas así?… pues el mensaje que llega es: “cuando termines todo lo importante, te vas a los cuentos, lo NO importante, a pasar el rato”. Después no pidamos grandes lectores.

Más… ¿desde cuándo usamos los babis? ¿por qué no ensuciarse? ¿por qué no dejar que el niñ@ te enseñe esa camiseta tan bonita que le han regalado, o esa falda de vuelo que princesa le hace sentir? ¿¿para evitar mancharse?? bueno, si con ello viene una batería de experiencias peligrosamente divertida donde las pinturas arrasan con todo, quizás me convences, pero resulta que las actividades que me proponían a mí han “mutado”.

El lápiz, las fichas, los colores de madera, “los libros de texto” (material comercial y estándar de editoriales), … entre otras tantas necedades, cuanto antes MEJOR… ironía modo ON.

¿Alguien me puede explicar qué prisa hay en que un niñ@ de 3 años escriba su nombre con un lápiz triplus?

Su agarre, su motricidad fina, su fuerza, su madurez, sus intereses… no están en ese camino, quizás si nos planteáramos materiales y propuestas más acordes a los niñ@s que tenemos delante, no sólo llegaríamos al mismo punto, si no que además, ellos, serían más felices.

Nota mental: no estamos solo enseñando, estamos formando personas.

Último… ¿desde cuándo las aulas de Ed. Infantil están “petadas” de muebles?

  • 25 sillas,… ¿en serio crees que vienen al colegio a sentarse?
  • 6 mesas para “trabajar en equipo” … señores por que estén agrupados por equipos no están trabajando en grupo, puesto que el trabajito de turno que se les manda sigue siendo individualista, egocéntrico y competitivo… dícese: FICHA.
  • rincones llenos de juguetes… ciertas clases parecen jugueterías profesionales, … plástico a go go y colores estimulantes y en ocasiones hasta hirientes; sin armonía estética, sin conexión con la naturaleza, sin cabida para la imaginación y la creatividad, sin sentido alguno en una clase de Ed. Infantil.
  • perchas con ropa de cambio y abrigos que ocupan metros de pared … algunas pensamos que esos metros serían ideales para espacios de propuestas interesantes… en fin, ¿desde cuándo?

No es que hoy tuviera un mal día, o esté descorazonada con la vuelta de tuerca que se le ha dado a este etapa, pero sí que pienso que debemos sentarnos y reflexionar…

¿qué estamos haciendo con niñ@s de 3 a 5 años que parece que por el tipo de trabajo, el aula, y el material, estén más en Ed. Primaria que en la etapa que les corresponde?

Vivimos en la cultura educativa de preparar para el futuro, sin tener en cuenta el presente.

¡Qué curioso! para consumir o disfrutar, si que escucho mucho lo de “vivir el momento”, pero para el colegio me rechinan los oídos frases tales como …

  • “los deberes son buenos para crear el hábito en un futuro”
  • “esto para cuando lleguen a 3ºE.P.”
  • “si son como esponjas, lo que les pongas”
  • “eso que llevan sabido para el Instituto”

… maaaadre mía, y todo esto en el contexto escolar de los más peques, y ¡ojo! estos comentarios surgen de las familias y de los docentes por igual.

Creo que la pregunta a estas alturas del post no es «desde cuándo» es… ¿HASTA CUÁNDO?

Cada vez más, estamos viendo la presencia en primera línea educativa de movimientos sociales que pretenden proponer otra mirada (¡¡aviso!!, contagia).

  • Colectivos docentes como Tardes Pedagógicas, Alacant per la Infància, Rosa Sensat, Descobrim Junts… que proponen formaciones innovadoras, intercambios de experiencias, divulgación científica, modelos de espacios, dinámicas activas, y diálogos pedagógicos (perdonarme que no nombre más colectivos, por que seguro que los hay, pero éstos son los más cercanos, y los que he podido conocer de cerca).
  • AMPAS comprometidas no solo a nivel educativo sino a nivel social, que apuestan por la crianza respetuosa, y la confianza y diálogo con la escuela.
  • Centros públicos y privados que han puesto patas arriba los curriculums, los espacios, y han puesto sobre la mesa la PEDAGOGÍA, y no el folklore de preparar el Carnaval, el Día de la Paz, o el festival de Navidad.
  • Equipos de orientación que se rebelan ante pruebas estandarizadas promotora de las “etiquetas” y las alarmas absurdas.
  • Equipos de Inspección que abogan por crear entre los colegios nodos, y no islas independientes los unos de los otros.

Todos y cada uno de ellos están marcando una fecha de caducidad, la cual en muchos lugares ya ha llegado.

El cambio está siendo inminente, … ¿hasta cuándo vas a perdértelo?

Anuncios

  3 comentarios para “Aquellos maravillosos años en … Infantil

  1. Reme
    6 abril, 2018 en 6:04 pm

    Excelente reflexión que deberíamos plantearnos todos los que tenemos la suerte de disfrutar y aprender de los más peques.

    Le gusta a 1 persona

  2. 25 mayo, 2018 en 7:36 am

    Hola,

    Me encanta tu blog. Lo he encontrado por casualidad.
    ¿Me puedes contestar una pregunta? ¿Qué tema (plantilla) de WordPress.com estás usando? Me parece un tema sencillo pero muy agradable para leer.

    Gracias de antemano.

    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

OjosDescalzos

¿Pienso lo que escribo o escribo lo que pienso?

Craving Education

Pure Learning 'craves' Creative Teaching

Compartir es Vivir

Sitio de encuentro en el que compartir y debatir sobre materiales, libros y otros recursos destinados a la intervención con personas con Trastornos del Espectro del Autismo y Diversidad Funcional

En clase con la profe Tania E

Bienvenid@s al blog de la profe Tania E !! Aquí enseñaremos lo que pasa en nuestro aula..esperamos que os guste lo que hacemos tanto como a nostr@s :)

auladeinfantilblog

Recursos de infantil

El Alma de mi Aula

Artículos de opinión sobre educación y propuesta de materiales para Ed.Infantil y Ed. Primaria, especialmente Proyectos/Procesos de Trabajo.

A %d blogueros les gusta esto: